¿Conectamos?

Cómo redactar el copywriting (los textos) de tu tienda online

21 Mar Cómo redactar el copywriting (los textos) de tu tienda online

¿Qué quedará mejor? ¿Un texto informal o técnicamente correcto? Es otra de las grandes preguntas que algunas os estáis haciendo. Otras quizá no os lo habéis preguntado, y no os habíais dado cuenta de en qué punto puede estar afectando la redacción de los textos en vuestra web.

Bien, queremos ser y darlo todo a la vez:

  1. un sitio donde el visitante se sienta como en casa
  2. y que nos perciba también con la suficiente autoridad “técnica” como para confiar en nuestros productos.

Perfecto. Pues démosles las dos cosas. Creo que no tenemos por qué sacrificar una opción por la otra, sino que cada lugar, y cada momento, tienen su cabida. Nos toca quebrarnos un poquito el coco, pero merece la pena.

Teniendo en cuenta el modelo AIDA (Atención, Interés, Deseo y Acción) del que os he hablado en este otro post, lo que nos interesa nada más abrir la web es captar la atención del visitante a nivel subconsciente. Ponérselo fácil, que no tenga que pensar mucho para entendernos, y que se sienta identificado con lo que lee.

Es por esto que, al menos en mi opinión, es preferible empezar con unos textos (en la cabecera, en la home, en menú o títulos) más de captar la atención con cercanía y cierta “informalidad”, sin llegar a ser demasiado burdos, tampoco.

En el punto medio está la virtud

Por otro lado, debemos de demostrar que somos una autoridad referente en nuestro sector, y conocemos técnicamente a fondo nuestro producto y recomendamos sus bondades.

Es inevitable hablar en lenguaje específico (me refiero más al tipo de producto de Electrobot o Koreika, por ejemplo): hablar de colágeno, de Zinc o ácido Hialurónico es inevitable, e incluso recomendable (no podemos perder ese punto de “posicionarnos como autoridad” frente al lector. Igual que es inevitable hablar de “voltaje”, “sistema iAdapt” o de “base de carga”. Pero creo que todos tenemos bastante claro que, empezar hablando en estos términos nada más entrar a una web, no va a captar la atención de un ama de casa o de una persona que no tenga apenas conocimientos científicos, en el caso de productos antienvejecimiento.

Un tip: mensajes fácilmente comprensibles en los banners, en los menús, en la cabecera, en los títulos de productos en la medida de lo posible, y mensajes ya más técnicos en la propia ficha de producto (donde el lector va a leer más a fondo y necesita conocer al detalle lo que va a comprar). 

Fichas de producto para todos

A su vez, y esto es algo que no se suele practicar en el ecommerce y que muchos compradores echamos de menos, es muy positivo añadir a esos textos técnicos de descripción de producto algún párrafo complementario más práctico, que indique al lector para qué sirve exactamente el producto y qué ventajas tiene frente a otros del mismo tipo, por ejemplo.

Porque nunca sabemos quién puede llegar a leer nuestras fichas de producto: puede ser una persona que buscaba específicamente ese producto, o alguien que busca una solución a algo y no sabe exactamente lo que necesita. Entonces, los textos deben responder a ambos tipos de lectores.

El punto medio ideal en los textos de una tienda online (como de cualquier página web) será aquel en el que nos expresemos con suficiente claridad transmitiendo la información necesaria a la vez que logramos un efecto persuasivo sobre el lector.

Consejos desde la neurociencia

El mejor texto es el que habla a los tres cerebros del lector: el cerebro racional, el emocional y el reptil. Vale, ya me he colado y acabo de entrar en el campo de neuroventas. Pero sigo:

estamos acostumbrados a escribir nuestras fichas de producto, e incluso los textos de los banners y sliders hablándole al cerebro racional, y resulta que desconocemos que los cerebros que más peso tienen en la decisión de compra (y en casi todas las decisiones) son el emocional y el reptil. Un texto emocional es el que nos  consigue conectar emocionalmente con lo que vemos. No compramos productos por los productos en sí mismos, sino por lo que con ello conseguimos, lo que nos provocan: un cambio en el estilo de vida, la anulación de un miedo…

En cuanto al cerebro reptil, es el que no piensa, sino que actúa. El que tiene las cosas más claras. Así que, ¿para qué estar mareando la perdiz con cuestiones técnicas en exceso si nos olvidamos de decirle a nuestro posible cliente que ese robot aspirador te va a dar el tiempo libre que necesitas para pasar más rato con tu familia? O en cuanto a planes de ocio y bienestar: “necesitas descansar”. No es una opción, es un imperativo: si no descansas, tu cuerpo y tu mente terminan saturándose y te va a costar la salud. Es una evidencia empírica, una verdad como un templo, incuestionable.

Si conectas con mi cerebro así, como lector, probablemente ni me interese buscar un precio más barato en webs de tu competencia, porque nadie me va a vender como tú que con este plan VOY A DESCANSAR. O a pasar un rato de aventura, en el caso de los amantes de la adrenalina… Son sólo algunos ejemplos ?

¿Qué otros tips o consejos se te ocurren a ti? Si crees que he dicho alguna burrada, podemos discutirlo en los comentarios ?

Compartir nos enriquece:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Clara Maldonado
hola@eraseunaventa.com

Me gusta aplicar psicología y neuromarketing para mejorar las conversiones. Embajadora local de PrestaShop. Autora en desarrollowebyclara.com. Creadora de Landingmaxconversions.com.

No Comments

Post A Comment